domingo, 27 de enero de 2008

Curiosa seta

Que os parece si averiguamos como se llama y si es comestible. Medía unos 10 cm. de alto y unos 4 cm. de diámetro. Estaba al pie de un alcornoque en el aterrizaje NE de Montánchez.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se trata del Coprinous comatus,una seta muy abundante en toda la península.Es comestible y apreciada por los recolectores por su delicado sabor, pero es muy delicada de recoger porque se estropea y deshace facil en el transporte.Solo es comestible cuando está cerrada (como en la foto en forma ovalada)luego se abre como una sombrilla y suelta un tinte negro ya no es comestible.En euskera la llaman Txipirón (calamar) porque cuando es joven recuerda a este y cuando es adulta (sombrilla) suelta la tinta como este.En la antiguedad se usaba su tinta negra para teñir tejidos de negro!No tiene confusión para recogerla pues no tiene setas parecidas con las que se puede confundir y sale en grupos de varias (unas cerradas y otras abiertas) en zonas húmedas y en las veredas de los caminos!A mi me gusta recolectar y observar setas en los despegues y aterrizajes aprovechando nuestro contacto con el campo!J.C.V.

el villano en su rincón dijo...

Se la conoce como barbuda, por los flecos que cuelgan de ella cuando comienza a madurar (proceso que es visible casi en tiempo simultáneo: puede envejecer en tan sólo una mañana).

Se dice que Hitler firmaba con tinta de Coprinus comatus para evitar falsificaciones de su firma: para autentificarla, se observaba con el microscopio y se constataban las esporas de la seta en la tinta.

En Villanueva no es infrecuente encontrarla en el césped de "Muebles Ávila". En un lugar muy próximo, en la rotonda de Los Pinos, aparece con regularidad tras cada chaparrón una especie muy próxima, el Coprinopsis atramentarius... y con regularidad se intenta su exterminio por el servicio de parques y jardines, que parecen no saber que la presencia de setas en los herbazales es indicativa de la salud de los mismos. Malditos munícipes indocumentados.